Si subes un JPEG o un PNG con fondo blanco, el color blanco es tratado como tal, no como color transparente (o sea, que se imprime y puede quedar un "pegote"). Para evitar este inconveniente, debes QUITAR el fondo blanco (o del color que sea) de la imagen, y guardar el resultado como PNG con transparencia.

Para instrucciones más detalladas de cómo hacerlo, haz click aquí.